Google+ Followers

viernes, 11 de diciembre de 2015

ORGÍA SÁDICA/EL EXORCISTA DIABÓLICO

Hoy toca doble ración de reseñas, las cuales tienen como nexo de unión el hecho de centrar su temática en el sexo, pero también porque se sirven de elementos habituales del cine de género para narrar sus historias.
Abrimos fuego con la divertida "Orgía sádica" (1984/J. White) que pasa por ser la primera película pornográfica filmada directamente en soporte videográfico, aunque este sea un dato un tanto peculiar, en tanto en cuanto hay que dejar constancia que ya se habían rodado filmes en vídeo con anterioridad, tal y como indica Josep Canet, a la sazón productor y director de fotografía de la cinta que nos ocupa. El realizador de la película, oculto tras el seudónimo de J. White es el actor Joaquín Blanco que, en cierto momento de su actividad profesional, pasó a interesarse en el campo de la dirección, dirigiendo un buen puñado de filmes clasificados X, tanto en soporte cinematográfico como en vídeo. 
El argumento del filme, que lo tiene, versa sobre un escritor en plena crisis creativa, al cual su editora le ofrece la posibilidad de pasar unos días en una tranquila casa de campo en la sierra con el fin de terminar su novela. Lo cierto es que la cosa no acaba de ir del todo bien, pues su jefa se presenta con la novia y, ya de paso, ambos descubren la existencia de una secta de neonazis a los cuales les encanta pasárselo en grande montando orgías de sadomaso. El escritor y su novia desmontarán la secta y, ya de paso, rescatarán a una moza a la que éstos tenían secuestrada. 


"Orgía sádica" es una película para adultos, por lo que todo queda supeditado a unas secuencias de sexo filmadas con un nivel bastante pedestre, por no decir directamente burdo, pero que funcionan por el nivel de realismo y cachondeo que proporcionan. Las interpretaciones son también dignas de consideración, en especial la llevada a cabo por Alan Black, que era un habitual de las producciones de White, acompañado por un séquito de féminas que se prestan con inusitada furia y entrega a las escenas sexuales, las cuelas se van sucediendo sin solución de continuidad. Ya se sabe que en una película porno lo de menos es el argumento, pero en este caso se obra el milagro, pues digamos que sí se logra que el conjunto no chirríe, obteniendo un producto bastante aceptable, dentro de las limitaciones que impone el género X, no muy dado a sutilidades. 


"El exorcista diabólico" (1979/Jesús Franco) no es más que una reelaboración de un filme rodado por el propio Franco en 1973, titulado "Exorcismes", a los cuales el realizador madrileño añadió un mayor nivel de erotismo de su cosecha particular para meterlo de lleno en la producción del género que por aquel entonces imperaba en los cines de barrio de media Europa. 
El protagonista del filme es un antiguo sacerdote, encarnado por el propio Franco de forma muy convincente, que trabaja escribiendo relatos en una revista para adultos. El tipo es un hombr marcado por un alto concepto del alma humana, que odia con todas sus fuerzas el pecado y que está decidido a combatirlo con todas sus fuerzas. Es en esta circunstancia que empieza a mostrar interés en la secretaria del director de la revista para la que trabaja (Lina Romay, musa inseparable del cineasta) y cuando descubre que ésta y sus amigas suelen escenificar supuestas misas negras, decide tomar cartas en el asunto, ejecutándolas una a una, hasta secuestrar a la joven, la cual estará a un paso de no ver la luz de un nuevo día.
Aunque un servidor de ustedes reconoce que Jesús Franco es un realizador que siempre me ha interesado, también es cierto que no todo su cine me despierta el mismo interés. En el presente caso, "El exorcista diabólico" es una película plúmbea, aburrida, que discurre a unos niveles que pueden agotar al más pintado. Cierto es que Franco realiza un muy buen trabajo interpretativo, pero el resto del elenco está para pelotón de fusilamiento. En resumidas cuentas, en caso de no ser franquiano de pro, mejor no acercarse a ella, so pena de quedar en estado de shock.



DISPONIBILIDADES

"Orgía sádica" ha sido editada por el sello "Vial of Delicatessens" en una muy recomendable edición, que viene acompañada de una entrevista de Ignasi P. Ferré al productor y director de fotografía del filme, Josep Canet, que relata jugosas anécdotas y hace un interesante repaso a la película. Además incluye una secuencia de créditos que fue desechada posteriormente. La carátula del DVD recupera la misma que tuvo en su edición en VHS en 1984. 

"El exorcista diabólico" fue editada por el sello RSR Multimedia y actualmente se halla descatalogada. La edición no tenía extras y tampoco pista en Versión Original Subtitulada, por lo que hay que ver la película mediante una pista de doblaje bastante floja. 

jueves, 10 de diciembre de 2015

LA CASA DEL DIABLO (Y, DE PASO, EL RETORNO DEL BLOGUERO POR SUS FUEROS)

Pues sí compañeras y compañeros, este blog reanuda sus actividades tras un parón debido a cuestiones tanto personales como profesionales. Por un lado digamos que la vida en ocasiones te lleva a tener que vivir situaciones bastante desagradables, que es mejor digerir de modo paulatino, despacio, con el fin de recuperar el tino y las ganas de escribir. Por el otro se ha venido acumulando una imporatnte cantidad de material que abre las puertas a volver otra vez al redil del procesador de textos, a escribir algunas cosas medianamente interesantes sobre lo que un servidor de ustedes se hecha en el aparato reproductor (no malpienses guarretes) sea éste DVD, Blu ray o VHS, que de momento aún funciona a pleno rendimiento. Y que dure.
Para resetear el blog la mejor manera de hacerlo es con "La casa del Diablo" (2009/Ti West), un delicioso homenaje al cine de terror de los años setenta y primero ochenta que destaca por el hecho de dejarse de homenajes al estilo Tarantino, afrontando el asunto desde dentro, con notable convicción y un estilo como muy vintage, que hace de ella de visión obligatoria para el buen aficionado al género.
Samantha es una joven universitaria que anda algo corta de dinero tras haber logrado que le alquilen una casa unifamiliar. La muchacha busca de forma desesperada el dinero, las opciones son poco o nada atractivas y la única que parece medianamente interesante es la que le ha proporcionado un hombre que afirma que necesita una canguro, Pese a la suspicacia que le despierta la forma de proceder del tipo, que primero parece llamarla, citarse en un lugar concreto y luego no presentarse, Samantha finalmente accede a asumir al trabajo. Pero cuando llega a la apartada casa donde debe realizar su tarea empezará a lamanetarlo profundamente...
"La casa del Diablo" es un filme rodado con muy pocos medios, pero los pocos con los que pudieron contar fueron utilizados con destreza e ingenio. Contando con la arquitectura de viejas casas decimonónicas situadas en Connecticutt, Ti West propone un filme que funciona más a base de lo que sugiere, al menos hasta el tramo final, en que la cosa se desmadra de forma un tanto, pero en beneficio de un desenlace del todo sorpresivo y contundente. 
Estrenada directamente en DVD en España, la película ha venido ganándose un bien merecido título de película de culto. Y con todo merecimiento, pues pocas veces podemos encontrar un filme que asume los elementos estéticos y temáticos del cine de terror satánico de finales de los setenta y primeros de los ochenta de modo tan directo como honesto consigo mismo como para un espectador demasiado cansado de sustos prefabricados y excesos de homenajes mal entendidos, cuando no plagios bien poco recomendables.