Google+ Followers

lunes, 16 de septiembre de 2013

FANTASTIC GORE FESTIVAL DE AMPOSTA 2013

Hago un alto en el repaso de películas basadas en el videojuego "Resident evil" (repaso que volverá en el próximo post, no teman) para comentar mi visita realizada, el pasado Sábado 14 de Septiembre, al Fantastic gore festival de Amposta, que este año ha celebrado su cuarta edición. Desde el día 11 hasta el 14, han podido verse cerca de una treintena de cortos, todos ellos a competición, así como diversos largometrajes, cortometrajes ameturs y actividades diversas, como venta de DVD y VHS y exposiciones.
Organizada por la productora Kutrefacto, el  Fantastic gore festival de Amposta es una propuesta modesta de presupuesto, pero valiosa en lo temático, por lo que el hecho de que se celebre año tras año es casi un milagro, aunque creo que la gente debería tener mayor grado de información al respecto de su celebración, pues algunas sesiones no tenían demasiado público. En cualquier caso, hay que felicitarse por el hecho de que este certamen exista, aunque los responsables culturales de turno no se enteren de su existencia o pretendan hacer ver que no lo saben, que todo podría ser.
Mi primer contacto con el festival fue mediante el visionado de una docena de cortometrajes amateurs, en los cuales primaba más el entusiasmo, las ganas de disfrutar, que no otra cosa, que es lo que tiene que ser cuando uno es aficionado y hace las cosas por amor al arte. Dentro de este apartado pueden citarse:

- "El día zeta" de Federico Calabuig: divertido acercamiento a la temática zombie, un género en pleno auge, pero que resulta ya algo cansino, pues el modelo de base ya está muy sobreexplotado y el patrón argumental no varia o, en las más de las veces, no se hace nada por variarlo. En este caso, Calabuig ofreció una visión muy curiosa de todo el asunto.

- "Gourmets" de Alejo Pérez: homenaje al subgénero de asesinos en serie ochentero, pero ambientado entre cocineros, envidias y amores no correspondidos. Pese a algunas interpretaciones, muy estimable en sus intenciones y resultados.

- ¿Jugamos al Spectrum? de Felipe Aguilar: el mejor del lote; un cuarentón aficionado a jugar con el mítico Spectrum ZX...y a otras cosas menos agradables que sentarse ante una consola. Dentro de sus limitaciones, muy bien elaborado.

- "Proyecto Atlantis: el experimento olvidado" de Juan Bodi: Historia de terror y ciencia ficción, correctamente dirigido e interpretado, con unos efectos digitales algo cantosos pero que se perdonan dentro de un conjunto muy disfrutable.

Ya por la tarde, se presentaron otros nueve cortos, ya dentro de los márgenes de competición, aunque en realidad fueron diez; el cortometraje "División azul" de Sergi Martí tuvo problemas técnicos derivados de algún que otr insalvable dificultad informática que no pudo ser solucionada a tiempo. Una pena.
Aquí el nivel profesional era ya muy elevado, demostrando que tenemos una muy buena cantera en ciernes dentro del cine español y el género de terror...Aunque los zombies siguen siendo un tema excesivamente recurrente. El caso más sangrante, y nunca mejor dicho si hablamos de un festival de cine gore,  es el de "Zacarías 14:12", un corto producido y rodado en tierras venezolanas, que con un arranque muy prometedor, queda arruinado por un desenlace del todo absurdo y tontorrón. Al otro lado tendríamos la muy notable "Horizonte", dirigido por Aitor Uribarri, que sí intenta ofrecer una óptica distinta y estéticamente muy atractiva al género de los muertos vivientes. "Killrats", de Isaac Berrokal, por su parte, bebe del Peter Jackson de "Braindead" o "Mal gusto", por cuanto apuesta por el humor cazurro para afrontar una historia banal pero con sus momentos divertidos.
Ahora bien, si hay dos cortos que reinaron sobremanera esos fueron "Mr. Bear", de Andreu Rosende, y la descomunal "Los crímenes del día de todos los Santos", obra de Héctor Escandell. El primero brilla por su originalidad argumental y su brillante trabajo tras las cámaras, así como por unas interpretaciones del todo certeras. La segunda es una pequeña maravilla del cine de terror rural, resuelta con suma inteligencia y sentido del horror, y del humor. Otro títulos remarcables serían la simpática "Presence required", de María Gordillo, una cachondísima historia de fantasmas, y "Oscuro resplandor", de Rafa Degrá, voluntarista homenaje al "Scanners" (1980) de David Cronenberg, algo lastrado por unos efectos especiales hechos por ordenador no del todo logrados. El plato fuerte consisitió en la presentación oficial de los últimos productos salidos de la factoría Kutrefacto: "Mai més" y "Cut problem". Se trata de dos aportaciones bien hechas, originales, que ponen que si hay ganas e interés, no hay dificultades financieras que valgan.
Para acabar, y en rigurosa exclusiva, pues su presentación será oficialmente en el próximo Festival de Sitges, se presentó el último trabajo del realizador catalán Ignacio Cerdá, "The awakening". Una pequeña maravilla en blanco y negro y resabios lynchianos (de David Lynch), que fascina en los apenas ocho minutitos que dura.
Un sensacional colofón para una jornada ciertamente muy satisfactoria, que terminó con la adquisición de diversos títulos en VHS, los cuales, tras su visionado, serán oportunamente comentados en este, su blog de cine de terror.
Mañana más, no sé si mejor, pero más, eso seguro.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada