Google+ Followers

martes, 10 de enero de 2017

LA SONRISA DEL LOBO

Si hay algo que no puede ponerse en duda al hablar de Jacinto Molina (1934-2009) es su absoluto e incondicional amor hacia el cine de terror, plasmado en su faceta de guionista, actor y director, a lo largo de una filmografía en la que presentó en sociedad a un personaje, Waldemar Daninsky que, al igual que el Larry Talbot de la Universal, era un ser humano atormentado por la pesadilla de convertirse en licántropo en las noches de luna llena. 
Alrededor de esta idea, de este personaje, Javier Perea filmó en escenarios naturales del Toledo histórico al propio Jacinto Molina, que va desgranando su filmografía de hombre lobo, rememorando lo mejor y lo peor de cada una de las películas. Esta circunstancia, este privilegio, permite al aficionado al género descubrir de primera mano, la historia de cada uno de los filmes, por orden cronológico. Así pasamos de la seminal "La marca del hombre lobo" (1968/Enrique López Eguiluz) a la memorable "La noche de Walpurgis" (1971/león Klimovsky), película en la cual el personaje queda perfilado en una trama enloquecidamente "pulp" y donde el regusto a los clásicos del terror de la Universal se unen con unas gotas del goticismo hammeriano, amén de algo de erotismo, al menos para las copias para el extranjero, que aquí la censura no dejaba ver ni un triste escote. Bueno, alguno se escapaba...Pero pocos. El caso es que cada película de cuantas componen el cánon daninskyano es comentada con precisión y estilo por Naschy, de la primera hasta la última de ellas. Ninguna se queda fuera.
"la sonrisa del lobo" nos permite pues ver a  un Molina en su terreno predilecto, conocido y amado; en un espacio donde puede dejarse llevar por la ambientación medieval toledana y reseguir sus tribulaciones como Daninsky. En su sencillez, este documental arroja mucha verdad al espectador que tenga la fortuna de visionarlo. Quienes ya sean unos fans de Naschy ya verán que el terreno es conocido de sobras. Quienes no le conozcan o no sea muy aficionados a esto del terror, y mucho menos al terror español, el fantaterror que aún hoy algunos desprecian con escaso nivel de conocimiento, tienen la posibilidad de encontrar en este documental un punto de base donde iniciarse. En muy pocas ocasiones se tiene la oportunidad de saber más sobre el tema de la mano de uno de sus principales protagonistas. Unos dirán que para bien, otros quizá digan que para mal, pero no cabe duda que Paul Naschy estuvo implicado en ello de forma clara y contundente. El DVD de "Vial of Delicatessens" viene acompañado de una introducción del director del documental, Javier Perea, así como del corto "The vampyre", dirigido por Alejandro Ballesteros y Antonio Curado, quien además también se encarga de presentar el corto. Por último hay una corta entrevista adicional a Paul Naschy realizada por aquella misma época en Toledo durante unas jornadas organizadas por la OTO (Orden del Toledo Oculto). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario